El destino de Ana H Murria DIGITAL.jpg

«¿CÓMO REGRESAR AL INFIERNO... SI NO SABES SI PODRÁS ESCAPAR COMO LO HICISTE LA PRIMERA VEZ...?»

Ana lleva dos años ausente, siendo feliz lejos de la influencia de una madre déspota y cruel. Sin embargo, regresar parece inevitable, y aunque el tiempo y la beneficiosa influencia de los Kauffman la han ayudado a convertirse en una joven más fuerte y vital, teme lo que implica exponerse de nuevo al oscuro influjo que su madre, Margarita Clarín, ejerce sobre ella. Ana recuerda muy bien las palabras de su hermana Isabel: «Yo puedo torearla, pero a ti… te destruirá».